Manzanas podridas con moho

Personas tóxicas en el trabajo

Las personas tóxicas son aquellas que generan malestar a su alrededor. Es una persona perjudicial, lo primero, para sí misma, y lo segundo, para los demás, ya que siente y provoca emociones negativas.

 

¿Has escuchado que las emociones se contagian?

 

Hay diversos estudios científicos que demuestran que las emociones se contagian.

Uno de los mecanismos causantes del contagio de las emociones, son las neuronas espejo. Cuando las neuronas espejo se activan, ponen en marcha los mismos circuitos cerebrales que los que están activos en la persona que observamos. De manera que se puede sentir una emoción como propia, aunque no estemos originándola. Por ejemplo, hacen que sintamos tristeza si vemos a alguien sufrir; reímos sin razón alguna al ver a alguien reír; o son las responsables de que bostecemos cuando vemos a alguien bostezar.

Por tanto, nos conecta con otros cerebros y activan la emoción que observamos.

Este proceso se debe a que estamos programados para sobrevivir. Imitar al grupo nos da protección y aumenta las probabilidades de supervivencia. De este modo, estamos programados para contagiar emociones a los demás y que nos contagien a nosotros.

Puedes ampliar información en “El contagio de las emociones” de Elsa Punset.

 

¿Trabajo con una persona tóxica?

 

Estas son las principales características que te ayudarán a identificar a una persona tóxica:

  • Pesimistas: ven siempre el lado negativo de todas las situaciones. Se centran en el problema, no en la solución.
  • Criticones y quejicosos: emiten críticas y quejas constantemente.
  • No tienen filtros a la hora de hablar: no son sinceros, son groseros.
  • Victimistas: el mundo está en su contra. Existe una conspiración contra ellos y los demás son los culpables de sus problemas.
  • Conflictivos: se enfadan con facilidad, prefieren la rivalidad al compañerismo, no colaboran en los trabajos en grupo.
  • Cotillas: les encantan los chismes y los fomentan.
  • Manipuladores: intentan utilizar a los demás y controlarles.
  • Envidiosos: ponen en duda las capacidades de los demás, generan inseguridades, minan la autoestima.
  • Inestables emocionalmente: cambian de humor constantemente.

 

Consecuencias de tratar con personas tóxicas

 

Estas son las principales consecuencias de trabajar con una persona tóxica:

  • Hay un mal ambiente laboral.
  • El trabajo de equipo no existe.
  • Cuando se presentan problemas se buscan culpables, no soluciones.
  • Circulan rumores y chismes.
  • Absentismo, las ausencias en el trabajo son frecuentes.
  • Carga de trabajo desequilibrada.
  • Generan desgaste o burnout laboral.
  • Afectación a la salud, provocando ansiedad, depresión o malestar emocional.

 

Si reconoces más de tres, te recomendamos que te preocupes por la situación y apliques alguna de las siguientes soluciones planteadas.

 

Soluciones: cómo enfrentar una persona tóxica

 

Solución 1: restringir o eliminar el desgaste

Restringe al máximo posible o elimina el contacto con la persona tóxica.

Limítate a un trato estrictamente profesional.

 

Solución 2: extinción del comportamiento

Cuando la persona emita sus comentarios tóxicos, ignóralos, no manifiestes respuesta alguna. De esta forma, no se da importancia a sus acciones y le harás sentirse sólo en su agresión verbal.

En psicología, lo llamamos extinción. Ante una conducta inadecuada, no se recibe respuesta, por lo que esa conducta desaparecerá.

 

Solución 3: emociones positivas

Practica el sentimiento y contagio de las emociones positivas:

  • Rodéate de personas positivas.
  • Céntrate en lo que haces bien tú y los de tu alrededor.
  • Realiza ejercicio y come sano.

 

¡Regala emociones positivas y marcarás la diferencia!

 

monos

 

También te puede interesar: cómo enamorar con mi CV, problema de la Torre de Hanoi como posible prueba de selección o ejemplo de baja voluntaria.

 

¿Has identificado compañeros tóxicos en el trabajo?

¿Cómo gestionas una relación tóxica?

¿Conocías el contagio de las emociones?

¡Estamos a tu disposición en consultas@laclave-rrhh.es!