Chica confusa con las palmas hacia arriba

No entiendo mi nómina, ¿qué conceptos son los más relevantes?

Introducción

 

“No entiendo mi nómina” (o una parte de la misma) es una de las consultas más frecuentes en los departamentos de Recursos Humanos.

La nómina o recibo de salario es el documento que refleja la retribución que percibe una persona por el desempeño de un trabajo durante un tiempo determinado. Por lo que todos los trabajadores recibimos una nómina al finalizar el mes.

De este modo, es indispensable entender los conceptos de la nómina para que no nos tomen el pelo o evitar caer en errores básicos. Por ejemplo, cuando nos postulamos a una oferta de trabajo, es muy común confundir el salario bruto con el salario neto.

Por ello, vamos a describir los aspectos más importantes para que entiendas tu nómina.

 

Partes de la nómina

 

Encabezamiento

 

En el encabezamiento deben figurar los datos identificativos relativos a la empresa y al trabajador.

Con respecto a la empresa se debe hacer constar:

  • El nombre o razón social.
  • El domicilio de la empresa o del centro de trabajo (cuando este no coincida con el domicilio de la empresa).
  • El Código de Identificación Fiscal (CIF) o Número de Identificación Fiscal (NIF) si es una persona física.
  • El código de cuenta de cotización.

 

Con respecto al trabajador se debe hacer constar:

  • El nombre y apellidos del mismo.
  • El Número de Identificación Fiscal (NIF).
  • El número de afiliación a la Seguridad Social.
  • La categoría o grupo profesional.
  • El grupo de cotización al que pertenezca el trabajador.
  • La antigüedad en la empresa.

 

Período de liquidación

 

Hay que reflejar el total de días naturales que tiene el mes o el tiempo que se liquida:

  • Cuando percibimos retribución mensual, el recuadro correspondiente al total de días se cumplimenta siempre poniendo 30, aunque se trate de un mes que tenga 28, 29 o 31 días. Esta es la retribución de la mayoría de los casos.

Ejemplo: Trabajador de retribución mensual dado de alta todo el mes de enero del año 2018. Periodo de liquidación: del 1 de enero al 31 de enero del año 2018. Total días: 30.

  • Cuando percibimos retribución diaria, en dicho recuadro se pone el total de días que tenga el mes (28, 29, 30 o 31) o los días trabajados.

Ejemplo: Trabajador de retribución diaria dado de alta todo el mes de enero del año 2018. Periodo de liquidación: del 1 de enero al 31 de enero del año 2018. Total días: 31.

Ejemplo: Trabajador de retribución diaria que inició su actividad laboral en el 15 de enero del año 2018. Periodo de liquidación: del 15 de enero al 31 de enero del año 2018. Total días: 17.

 

Devengos

 

Son todas las cantidades que percibe el trabajador por diferentes conceptos, independientemente de que tengan o no la consideración de salario y de que coticen o no a la Seguridad Social.

Hay que distinguir entre las percepciones salariales y las percepciones no salariales.

Las percepciones salariales incluyen el salario base y los complementos salariales relacionados con el desarrollo de la actividad laboral.

Entre los complementos salariales más aplicados se encuentran:

  • En función de las condiciones del trabajador: antigüedad, títulos, idiomas, conocimientos especiales, etc.
  • Derivados del puesto de trabajo: plus de toxicidad, peligrosidad, turnicidad, nocturnidad, etc.
  • Según la calidad o cantidad de trabajo: primas de producción, incentivos, pluses de actividad, horas extraordinarias, plus de puntualidad, etc.
  • Gratificaciones extraordinarias (de vencimiento periódico superior al mes): pagas extra, participaciones en beneficios, etc.
  • Rentas en especie (percepciones que no sean en dinero para fines particulares): utilización de una vivienda, coche, cantidades para gastos de estudio, etc.

 

Las percepciones no salariales son las compensaciones de gastos que ha tenido el trabajador como consecuencia de la ejecución del trabajo: desgaste de herramientas, vestuario, dietas, desplazamientos, plus de transporte, teléfonos, quebranto de moneda, etc.

De este modo, el total devengado es la suma de todas las cantidades y es lo que también llamamos el salario bruto mensual.

 

Deducciones

 

Son los descuentos que tenemos en la nómina. Las deducciones más importantes por su generalidad, periodicidad y cuantía son la cuota a la Seguridad Social y la retención de IRPF. Vienen determinadas por la legalidad vigente.

Puedes ampliar esta información en bases y tipos de cotización.

También puedes calcular tu retención del IRPF aquí.

 

Líquido total a percibir

 

La diferencia entre el total devengado y el total a deducir es la cantidad total a percibir o lo que también conocemos como el salario neto.

 

Conclusión

 

La nómina refleja la retribución que percibe una persona por el desempeño de un trabajo.

Este documento detalla los datos identificativos de la empresa y trabajador, el periodo de liquidación, los devengos, las deducciones y la cantidad total a percibir.

Los devengos son todas las cantidades percibidas. Incluyen el salario base y los complementos salariales.

Las deducciones son los descuentos, los pagos de la cuota a la Seguridad Social y la retención del IRPF.

Y es importante tener en cuenta que:

  • Total devengado = salario bruto.
  • Devengos – deducciones = salario neto.

 

Chica contenta con puños cerrados

 

Esperamos que ahora sí entiendas tu nómina.

 

También te puede interesar ¿mi contrato de trabajo es legal?¿cómo es un proceso de selección? o ¿puedo cobrar el paro?

¿Te hemos ayudado a entender tu nómina?

¿Tienes alguna consulta sobre algún apartado concreto?

 

¡Estamos a tu disposición en consultas@laclave-rrhh.es!