Mujer con portátil

¿La inteligencia puede predecir el rendimiento laboral?

Inteligencia y rendimiento laboral

 

Las empresas buscan personas que puedan resolver los problemas que le surjan en su trabajo, especialmente a medida que aumenta el nivel de complejidad de la posición.

En términos generales, la inteligencia es la capacidad para procesar la información del ambiente y resolver problemas.

Hay diferentes tipos de inteligencia. Por ejemplo, la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner propone ocho tipos de inteligencia: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, cinestésica, intrapersonal, interpersonal y naturalista.

 

¿Cómo se mide la inteligencia?

 

La inteligencia se mide con el Cociente Intelectual (CI).

Como dato curioso, se dice Cociente Intelectual (CI), y no coeficiente intelectual como mucha gente cree, ya que es una división entre la edad mental y la edad cronológica de una persona.

El CI es un punto en una escala donde la media del grupo es 100, ya que la mayoría de las personas tienen una edad mental que se corresponde con su edad cronológica.

Así, el CI es una puntuación que calcula cuánto te separas de la media de tu grupo (100). Por ejemplo, un Cociente Intelectual inferior a 70 indica discapacidad intelectual, y por encima de 130, indica superdotación intelectual.

El CI se puede obtener en cualquier test o batería de tests, donde el sujeto resuelve problemas que se parecen a la vida real.

Aunque hay distintos tests de inteligencia, todos miden la inteligencia general (g). Se diferencian en que además de la capacidad general miden otros aspectos como, por ejemplo, la capacidad verbal.

Los tests constituyen el modo de evaluación más preciso de la inteligencia, ya que tienen una fiabilidad de 0.90-0.95. Para que lo entendáis, esta fiabilidad es como la semejanza entre longitudes de los brazos (r = +0.95): si vemos un brazo, podemos predecir la longitud del otro sin equivocarnos.

La inteligencia es una capacidad que se desarrolla con patrones semejantes a lo largo de la vida.

Por tanto, se pueden hacer predicciones del patrón de desarrollo de la capacidad, siempre que no ocurra nada infrecuente como, por ejemplo, un accidente cardiovascular.

 

Estudios de inteligencia y rendimiento laboral

 

Los siguientes datos proceden del meta-análisis el de Smith y Hunter en 1998 que luego se replicó en el 2004 donde los trabajos se dividieron en 3 grupos según su complejidad.

Que los datos procedan de un meta-análisis, significa que es un análisis de muchos estudios, por lo que tienen mayor validez que los que provienen de un solo estudio.

 

90 estudios con 6000 personas: inteligencia y rendimiento en cursos de formación 

  • Trabajos de complejidad baja: se ejecutan tareas mecánicas y repetitivas, siempre igual. Valores de la correlación: 0,5.
  • Trabajos de complejidad media: se ejecutan tareas mecánicas, pero resuelven problemas de forma puntual. Valores de la correlación: 0,57.
  • Trabajos de complejidad alta: se resuelven problemas nuevos continuamente. Valores de la correlación: 0,54.

 

Resultados:

Son las correlaciones entre inteligencia y rendimiento laboral en los cursos de formación que se dan antes de empezar a trabajar o que se utilizan como proceso de selección.

Las correlaciones son semejantes y positivas en los 3 grupos: obtienen más rendimiento los más inteligentes y menos rendimiento los menos inteligentes.

 

455 estudios con 32000 personas: inteligencia y rendimiento en el trabajo

  • Trabajos de complejidad baja: se ejecutan tareas mecánicas y repetitivas, siempre igual. Valores de la correlación: 0,58.
  • Trabajos de complejidad media: se ejecutan tareas mecánicas, pero resuelven problemas de forma puntual. Valores de la correlación: 0,51.
  • Trabajos de complejidad alta: se resuelven problemas nuevos continuamente. Valores de la correlación: 0,40.

 

Resultados:

Son las correlaciones entre inteligencia y rendimiento laboral en el trabajo real, cuando ya han sido contratados.

Las correlaciones también son semejantes y positivas en los 3 grupos: obtienen más rendimiento los más inteligentes y menos rendimiento los menos inteligentes.

 

Por tanto, las puntuaciones en inteligencia son válidas para predecir el rendimiento laboral.

 

Conclusiones

 

Las empresas buscan personas que puedan resolver los problemas que le surjan en su trabajo, es decir, lo que se puede medir mediante la inteligencia.

La inteligencia es una capacidad que se desarrolla con patrones semejantes a lo largo de la vida.

La medida de inteligencia es uno de los criterios más predictivos, por lo que se puede utilizar en un proceso de selección para predecir y, de este modo, cribar candidaturas.

Los efectos de la inteligencia son probabilistas, es decir, podemos hacer predicciones entre inteligencia y rendimiento laboral con cierta probabilidad, pero podemos equivocarnos.

En general, sí podemos decir que una baja capacidad, te hace estar peor preparado para resolver los problemas, pero no es garantía de fracaso; al igual que una alta capacidad te hace estar mejor preparado para resolver los problemas, pero no es una garantía de éxito.

Puzzle con palabra solution

 

También te puede interesar: personas tóxicas en el trabajoformación bonificada para las empresas, ¿qué debo saber sobre el periodo de prueba?.

 

¿Te han aplicado un test de inteligencia en algún momento?

¿Conocías la relación entre inteligencia y rendimiento laboral?

¿Sabías que la inteligencia se puede predecir en función de evaluaciones pasadas?

¡Estamos a tu disposición en consultas@laclave-rrhh.es!