Mujer firmando documento

Cláusula de confidencialidad en el contrato de trabajo

La cláusula de confidencialidad es una condición muy común incluida en muchos contratos.

 

¿Qué es la cláusula de confidencialidad en el contrato de trabajo?

 

La cláusula de confidencialidad en el contrato de trabajo, también conocida como pacto de confidencialidad, es aquella que garantiza el secreto profesional de la información de la empresa.

El contenido de la cláusula detalla normalmente:

  • El tipo de información que no debe ser revelada.
  • La duración de la cláusula.
  • Las consecuencias en caso de incumplimiento.

 

Puede aparecer dentro del propio contrato de trabajo o como anexo al mismo.

 

¿Es obligatorio el cumplimiento de la cláusula de confidencialidad?

 

El cumplimiento de esta cláusula es obligatorio, salvo cuando un organismo judicial o administrativo requiera la información.

Además, la obligación a la confidencialidad por parte del empleado, se entiende incluida en el artículo 5 del Estatuto de los Trabajadores: “cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad con las reglas de la buena fe y diligencia”.

Es decir, la cláusula de confidencialidad es una forma de la empresa para reafirmar el deber de secreto profesional y dotarse de seguridad jurídica por si se tiene que tomar acciones legales futuras.

 

Incumplimiento de la cláusula de confidencialidad

 

Hay diferentes consecuencias por el incumplimiento de la cláusula:

  • Si se revela información durante la vigencia de la relación laboral, la empresa podrá imponer una sanción al trabajador (se entenderá como falta grave al ser un incumplimiento del deber de diligencia y buena fe) o proceder a un despido disciplinario.
  • Si se revela información tras finalizar la relación laboral, la empresa podrá iniciar acciones legales y solicitar una indemnización por daños y perjuicios.

 

Otras cláusulas relacionadas

 

Existen otras cláusulas del contrato de trabajo como la cláusula de exclusividad, no concurrencia, permanencia y/o no competencia, las cuales no permiten trabajar en otras compañías del mismo sector durante un periodo de tiempo determinado recibiendo a cambio una compensación económica.

No es obligatorio firmar estas cláusulas si no se está de acuerdo.

 

Conclusiones

 

Mujer leyendo documento

La cláusula de confidencialidad es una condición que reafirma la obligación que tenemos de guardar secreto profesional, contemplado en el principio de la buena fe contractual del Estatuto de los Trabajadores.

Su incumplimiento puede dar a lugar a sanciones, despidos disciplinarios e indemnizaciones por daños y perjuicios.

Sin embargo, hay otras cláusulas adicionales al contrato de trabajo que no son obligatorias firmar, por lo que siempre recomendamos leer detenidamente el contrato de trabajo.

 

También te puede interesar: ¿mi contrato de trabajo es legal?, ¿qué debo saber sobre el periodo de prueba? y horas extras en el contrato a tiempo parcial.

 

¡Estamos a tu disposición en consultas@laclave-rrhh.es!