Traje y sombrero

¿Eres un candidato invisible?

¿Te sientes un candidato invisible en los procesos de selección?, ¿han descartado tu CV sin ni siquiera visualizarlo o leerlo?, ¿no recibes llamadas para concertar una entrevista?, ¿llegas a las últimas fases del proceso, pero nunca eres seleccionado/a?

Si has respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, no te angusties, pues es una situación más común de lo que debería. ¿Quién nos ha enseñado a buscar trabajo? Aprendemos a base de cometer errores perdiendo así valiosas oportunidades siendo candidatos adecuados debido a no saber vender nuestra candidatura.

Por ello, hoy queremos contarte algunas claves para superar con mayor probabilidad de éxito las distintas fases de un proceso de selección.

 

Autoconocimiento

 

El primer paso para dejar de ser un candidato invisible es el autoconocimiento, es decir, conocerse bien a uno mismo.

Chica meditando

Para “saber venderse”, como todo buen comercial, debemos conocer bien el producto para potenciar las fortalezas y disminuir las debilidades.

Conocerse a sí mismo no es una tarea fácil, por lo que os recomendamos realizar un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) que consiste en estudiar cuáles son tus Fortalezas y Debilidades para un puesto de trabajo en relación a las Amenazas y Oportunidades que presenta el entorno.

Al realizar tu propio análisis DAFO, aprenderás a preparar los puntos fuertes y débiles, reformulando estos últimos de forma positiva. De esta manera, formulas tu propuesta de valor.

 

Establece tu objetivo profesional y tu target

 

A lo largo de tu vida profesional tus objetivos cambiarán. No es lo mismo buscar trabajo por necesidad, buscar un aumento de responsabilidad o buscar un cambio de sector, ya que tus estrategias serán distintas.

En función de los objetivos que tengamos, debemos establecer unas acciones u otras.

Asimismo, una pregunta frecuente de un recruiter es saber cuál es tu objetivo profesional y, en este punto, tendrás que responder con claridad y certeza.

Por otro lado, invierte tu energía en las fuentes de reclutamiento (existen portales de empleo especializados por sector) o personas acordes a tu objetivo profesional.

 

Estudia a tu competencia y el mercado

 

Hay que estar actualizado sobre las necesidades del mercado para poder ofrecer soluciones en función de tus posibilidades y capacidades.

Para ello, puedes investigar los requisitos que solicitan las distintas ofertas de empleo de la posición que deseas, estudiar los perfiles más exitosos del sector o a las empresas más punteras.

La idea es simple: ofrece lo que busca el mercado.

 

Destaca en todas las fases del proceso de selección

 

Hay que procurar sobresalir en cada fase de la selección. A continuación, os dejamos algunos consejos:

 

Portales de empleo:

No te quedes en el clic de la inscripción en la oferta, muestra interés. Indaga sobre la empresa y envía un email de autocandidatura o llama al departamento de Recursos Humanos indicando por qué quieres trabajar con ellos y explicando qué puedes aportar. Mostrar una dosis de interés extra será un elemento que diferencie tu candidatura.

 

Marca personal en redes sociales:

Dedica tiempo a “existir” en internet. Tu perfil tiene que estar en LinkedIn, una red social profesional. Debe estar bien cumplimentado, trasmitir una imagen formal y tiene que tener las configuraciones óptimas para ser más visible.

 

Criba curricular:

Tu CV debe representarte mostrando tus competencias, logros y virtudes más allá de la formación y experiencia. Debe tener gancho para que el reclutador vea en muy pocos segundos que tu perfil es adecuado.

 

Entrevistas:

En esta fase es obligatorio brillar, para dejar de ser un candidato invisible. Habla con entusiasmo, sonríe y aprende a comunicar todo tu potencial. No solo hay que ser un candidato adecuado, también debes parecerlo.

 

Red de contactos

 

Una forma de hacerse visible es que te vean, cuantos más contactos, mejor. Por tanto, aumenta y relaciónate con tus contactos.

Aprovecha las herramientas virtuales, como la red de LinkedIn, pero también tus contactos reales. Nunca se sabe dónde puede aparecer la ocasión de encontrar trabajo. Para estas oportunidades, tienes que tener preparado un Elevator Pitch o Elevator Speech (discurso de presentación exprés) que sintetice en 1-2 minutos las ventajas de contratarte.

Asimismo, sabemos que existe un mercado laboral oculto. Hay estudios que muestran que 3 de cada 4 ofertas de trabajo no se publica en ningún portal de empleo. Es decir, que se utilizan otras fuentes de reclutamiento como redes sociales, bases de datos o recomendaciones. Por tanto, ¡haz networking!

Grupo de gente

 

Conclusión

 

  • Realiza tu propio análisis DAFO.
  • Establece tu objetivo profesional y el target al que dirigirte.
  • Ofrece lo que busca el mercado.
  • Destaca en cada fase del proceso.
  • Aumenta tu red de contactos.

 

¡Deja de perder oportunidades para las que eres una candidatura adecuada!

 

Si te interesa profundizar sobre la perspectiva del reclutador y brillar con todo tu potencial desde el primer momento, te recordamos que realizamos orientaciones laborales personalizadas.

¡Estamos a tu disposición en consultas@laclave-rrhh.es!

 

También te puede interesar: cómo enamorar con tu CV, cómo es el proceso de selección, prueba de selección: Assessment Center.